Tres técnicas básicas

Sácale el máximo provecho a las prendas con las que cuentas en tu armario probando múltiples combinaciones, además, no olvides adaptarlas a tu figura, estilo, ocasión y sobretodo llevar los colores de tu paleta de color (los que más te favorecen) cerca al rostro.